• Año de Ejecución: 2015
  • Situación: Zuera, Zaragoza
  • Descripción:

Ingeobras ha desarrollado una planta de tratamiento de aguas, que permite depurar aguas residuales con un gran ahorro de costes. Ingeobras trabaja desde 2007 con tecnologías de tratamiento de aguas y desde entonces hemos puesto en funcionamiento tres plantas: una de agua residual urbana, una de agua residual industrial y otra de purines.

La última en ponerse en marcha ha sido la planta de tratamiento de purines en el mes de junio. Para comprobar los primeros resultados se requiere aproximadamente un mes de funcionamiento, por lo que actualmente se recogen ya los primeros resultados y son, sin duda, prometedores.

Tras realizar los ajustes necesarios en las primeras semanas de funcionamiento en la planta, a lo largo de este mes de agosto y según los resultados de los análisis obtenidos en el primer mes, se aplicarán nuevos ajustes para garantizar el éxito del proceso.

La tecnología empleada en esta planta está patentada, es de tipo anaerobia, pero secuencial, por lo que trabaja en dos fases y con soportes fijos. Se enfoca a la depuración de todo tipo de aguas residuales con unos costes de operación un 40% inferiores a los de una depuración tradicional aerobia en aguas residuales urbanas y cinco veces menor que para la depuración de aguas de alta carga orgánica como es el caso de purines porcinos. Los costes de este tipo de aguas residuales se sitúan en torno al 0,4 – 0,5 €/m3.

La tecnología que hemos desarrollado se ha probado con éxito en aguas residuales urbanas, aguas procedentes de industrias agroalimentarias y actualmente con purines.

El coste de una planta para el tratamiento de 300 m3/día de aguas urbanas, 80 m3/día de aguas procedentes de industria agroalimentaria o 20 m3/día de purines es de unos 150.000 euros.

Por otro lado, el coste para una planta de tratamiento de purines de 700 m3/día de aguas urbanas, 160 m3/día de aguas procedentes de industria agroalimentaria o 40 m3/día de purines (14.600 m3/año) es de unos 250.000 euros.

Mientras que el coste para una planta de tratamiento de purines de 2.240 m3/día de aguas urbanas, 560 m3/día de aguas procedentes de industria agroalimentaria o 140 m3/día de purines (50.000 m3/año) es de unos 600.000 euros.

Esto significa que la planta de tratamiento de purines que hemos ideado permite la depuración de purines con alta carga orgánica a un coste mínimo, con unos excelentes resultados, un dato de gran interés para múltiples industrias que pueden ahorrar costes gracias a una tecnología mejorada.